domingo, 16 de mayo de 2010

Construmbres gatunas o como pasarte el día viendo gatos #1

Los gatos son muy variados. Terriblemente variados. Tienen mil combinaciones de colores. Vamos, se podría escribir un libro de tres mil millones de páginas hablando del color de piel de los gatos, pero sería muy pesado. Tres mil millones de páginas deben de pesar lo suyo. Y por mucho que te gusten los gatos, eso sería demasiado. Pues bien, los gatos tiene unas actividades muy selectivas:

-Duermen quinientas horas al día. Creedme, el día podrá solo tener 24 horas pero los gatos son campeones del sueño. Para dormir no hay final.

-Piden lata todo el santo día. Creedme, cuando no duermen (o incluso al mismo tiempo) van corriendo detrás de su mascota, un estúpido humano creído, y maúllan solicitando el alimento. Una bonita lata de comida. Y no una cualquiera, sino la de la mejor marca. Claro, que es culpa del humano en cuestión por haberlo mimado con “Gourmet loquesea” pero todo de lo mejor.

-Se suben a las camas y se ponen lo más en medio que pueden. Creedme, un humano tipo va a acostarse cuando encuentra a su gato repantigado sobre la colcha, haciendo tres cosas:
· Acicalándose
· Impidiendo que puedes levantar la colcha y meterte dentro.
· No dejándote espacio para estirar los pies.

-Te miran con cara mona tomando el poder sobre ti. Creedme, deja que un gato te ponga “la mirada” e irás gateando (pero con menos estilo que ellos) tras el susodicho.

No hay comentarios: