sábado, 28 de agosto de 2010

'Firmin' de San Savage: Una interesante sorpresa.



Título: Firmin, aventuras de una alimaña urbana.
Autor: Sam Savage
Editorial: Seix Barral.

Compre este libro por pura casualidad. Estaba buscando otro libro en realidad, cuando lo ví en una estantería en el Fnac. Me llamó la atención la portada, y tras leer la sinopsis decidí llevármelo. 

Firmin es una rata que nace en Boston en los años sesenta, en el sótano de una librería. De forma autobiográfica Firmin nos va contando sus experiencias en la vida: al principio, como nace, su relación con su madre y hermanos. Más adelante, cuando va por libre, su creciente pasión por la lectura, y su devoción por el librero, y finalmente, su amistad con Jerry, un escritor fracasado.

Firmin va evolucionado en el transcurso del libro, deja de ser un joven soñador para convertirse en un adulto, consciente de la realidad que le rodea, pero sin perder esa pizca de inocencia que tenemos todos. 


Me quedaba un sólo capítulo pero no me apetecía acabar 'Firmin'. Anduve con el libro entre las manos durante un rato hasta que finalmente empecé a leer el último capítulo. Y es que, estaba tan enganchada a la historia, que no me apetecía acabar con esa sensación tan placentera. Se notaba el ambiente triste y desolado de acabar, al igual que en la propia historia, y no quería que acabara ninguna de las dos cosas. Y como suponía, el final me dejó un amargo sabor de boca. No es sólo que el libro se acabara, también se acaba la historia. 
'Firmin' es un libro corto, que se lee con rapidez, y que vas amando cada vez más según avanzas en su lectura. Y a mí acabarlo me ha dejado extrañada. Es como ese algo que me hubiera estado acompañando las últimas semanas durante su lecturas se hubiera desvanecido, evaporado...
  
Ha sido un pura casualidad hacerme con el libro, y no me arrepiento de haberlo comprado. 'Firmin' te invita a conocer el Boston de los años sesenta de la mano de una rata culta, devoradora de libros, y con un carácter excepcional, que divertida a todos con sus curiosas reflexiones y puntos de vista de su particular vida.

Es un libro muy ligero, que es perfecto para leerlo en cualquier momento, y en cualquier lugar, y conforme lo te verás dentro de la historia, como un personaje más, alegrándote y entristeciendote por Firmin.

En resumen, un libro muy recomendable. 

Foto del artículo sacada de aquí.

2 comentarios:

Renaissance dijo...

Lo leí hace bastante tiempo, estaba (bastante mal clasificado) en la sección de humor, donde no se corresponde.

Me pareció una historia con un poco de todo: la relación de Firmin con los libros es casi la de un yonqui (se dedica a mascar papel en sus primeros días para matar el hambre) y después van apareciendo los distintos personajes, a veces con un desenlace decepcionante para él: el final de su relación con el dueño de la librería me pareció que marcaba un poco el inicio de su vida como rata adulta.

Efi (la gata naturalista) dijo...

Lo leí hace años,es una delicia.