sábado, 19 de febrero de 2011

Jugando con el futuro (lo que viene siendo una gata metomentodo manipulando una Tardis).

Ya le lié parda hace tiempo... y salí en las noticias.
Ayer viajé en la Tardis (la máquina del tiempo de 'Doctor Who'), para ver que me deparaba mi futuro, pero me puse a jugar con la jodida maquinita y la lié parda. Me trasladé a dos realidades alternativas futuras de mi futuro (valga la jodida redundancia) y ahora no sé cuál de las dos es la que pasara. O igual ninguna, con lo mal que funciona el "cachiporro" ese...


Una era que de repente me daba por escribir un libro. Mi yo futuro pensaba esto: 
Irá de una chica muy solitaria y que vive con su padre porque su madre murió de pequeña (y esto le carga en el alma mazo), y entonces se muda de la ciudad a un pueblo dónde conoce al chico malote del instituto, pero luego  se enamoran y lo vuelve bueno. Y al padre de la chica no le mola nada su amor, porque cree que el es malo para ella, y entonces los dos se escapan, pero hay un asesino suelto por ahí cerca y la secuestra a ella, y la lleva a una cabaña, y casi la mata, pero su novio tiene poderes y la salva, y vuelven a casa y el padre les deja salir, porque él la ha salvado la vida, y entonces todos viven muy felices.

Decidme, y sed francos, queridos gatos lectores ¿tengo nivel para escribir Crepúsculo 2 un libro para adolescentes hormonadas jóvenes? ¿Domino el argot adolescente? Necesito saberlo, queridos lectores, que quiero saber si podré hacerme millonaria de esa manera y vivir la vida padre, o si debo buscarme otro hobby de que se me dé mejor. ¡Espera, ya sé! Soy gata, y los gatos somos pequeños, muy silenciosos y nos colamos por todos sitios, así que atracaré un banco. Y encima con la crisis seguro que hasta han recortado el número de guardias de seguridad del banco. Perfecto, pronto estaré en un avión privado camino de mi querida Australia (quiero ir y saltar con los canguros), con millones y millones de dinero dónde hundir mi pelo de gato.


Pero que sepáis, que si pasa lo primero, no se me subirá la fama a la cabeza, y me mantendré fiel a mi  primer y único libro. No cederé ante la millonaria oferta de continuar la saga con cinco libros más, ni tampoco a adaptarla al cine con actores jóvenes, no se pasaran ningún momento en la películas enseñando musculitos con mucho tirón entre las adolescente de todo el mundo (porque esto es buena literatura)que no comprarán merchandising  de mi libro>saga>películas>saga de películas ni llenarán su habitación con posters de la película ni una revista especial de la películas.

Y si pasa lo segundo, no problema, que le cargo el muerto a cualquier pringao funcionario del banco, y como todos sabemos que siempre paga el trabajador, pues le ahorro el trabajo de que le rebajen el sueldo y le suban el precio de hasta su propia vida, y ya le dejó yo sin trabajo y sin casa antes. Y mientras tanto, yo con mis millones bajo el suelo, y tostándome en una playa del Caribe. ¡Al estilo ZP, señores!

O quizá, para pegarme la vida padre debería llamar a Berlusconi, y que me enseñe como montar orgías con mejores de edad, que se entera todo el puto país y seguir en el poder porque me sale de los cojones. ¡Ahh, espera, que soy una gata, así que no tengo cojones! Da igual, me pienso montar veinte orgías igual. ¡Orgía, orgía, vamos a montar una orgía! Con la financiación del Estado, ósea, lo que viene siendo, en dinero del contribuyente.

Hale, señores, no sé todavía de qué (tengo que llamar al arreglador de Tardis), pero pronto leerán noticias mías en el periódico (o en Twitter, porque el periódico ya no lee ni su put...), porque yo soy super importante, que lo sepan, y después de todo lo que me pasará lo seré aún más.

Maullidos. 

P.D: Aún no he visto 'Doctor Who'. Ni un sólo capítulo. Pero bueno, soy una gata, así que hago lo que me da la gana.